5 curiosidades sobre el Año Nuevo chino que no te esperabas

1683 Visitas 0 Comment
Año Nuevo Chino (iStock)

Año Nuevo Chino (iStock)

Sólo unas semanas después de la llegada del nuevo año 2017, según la tradición y el calendario occidentales, la comunidad china prepara con emoción la celebración del Año Nuevo chino, también conocido como “Festival de la Primavera”.

Sin duda, la festividad del Año Nuevo chino es la mayor de las celebraciones tradicionales en el gigante asiático y, con la creciente emigración de su población, tiene también una considerable y colorista presencia en distintos puntos del planeta. No en vano, esta arraigada tradición también se ha extendido a países de cultura oriental como Indonesia, Malasia, Singapur, Vietnam, Brunei, Corea del Norte y Corea del Sur. Miles de millones de personas esperan con ilusión una fecha que llega acompañada de curiosidades y tradiciones milenarias que queremos compartir contigo.

1. La Luna rige el calendario chino
A diferencia de nuestro calendario, que adopta el tradicional Calendario Gregoriano, el calendario chino se rige por las fases lunares. Según esa milenaria tradición, la comunidad china saludará al nuevo año 4.715, y lo hará el 28 de enero de 2017 bajo el signo del Gallo. Dicen, así, adiós al año del Mono, que comenzaba el pasado 8 de febrero de 2016, y estrenan con ilusión este Año Nuevo que finalizará el próximo 15 de febrero de 2018, con la llegada un día después del año del Perro.

El calendario chino se rige por las fases lunares (iStock)

El calendario chino se rige por las fases lunares (iStock)

2. Las celebraciones duran quince días
La víspera del Año Nuevo chino, que equivaldría a la Nochevieja occidental y que en fonética china sonaría como “chuxi”, da paso a la fecha esperada por todos: el “Festival de la Primavera”, que coincide con el primer día del primer mes lunar. Y tal es la trascendencia de esta tradición entre la comunidad china que las celebraciones de su Año Nuevo se extienden durante 15 días y culminan con el llamado “Festival de los Faroles”, aunque sólo son festivas las tres primeras jornadas.

El Festival de los Faroles pone fin a las celebraciones del Año Nuevo chino (iStock)

El Festival de los Faroles pone fin a las celebraciones del Año Nuevo chino (iStock)

3. El color rojo aleja la mala suerte
El rojo tiñe el vestuario de los chinos, que no sólo visten de este color para las celebraciones de su Año Nuevo. La tonalidad roja, que representa el poder del fuego como elemento que previene de la mala suerte, también está presente en papeles escritos con deseos y propósitos para esta nueva etapa. Incluso los niños asocian ya el rojo con la buena fortuna al recibir pequeñas cantidades de dinero en sobres de ese mismo color.

Es costumbre que los niños reciban sobres rojos con dinero (iStock)

Es costumbre que los niños reciban sobres rojos con dinero (iStock)

4. Gastronomía tradicional, reuniones familiares y… mandarinas y naranjas
La llegada del Año Nuevo en China es una fecha para celebrar en familia, por lo que los días previos y posteriores al 28 de enero de 2017 serán jornadas de complicados y multitudinarios desplazamientos en todo el país, sobre todo en tren. Una vez en casa, toda la familia disfruta de una extensa variedad de la gastronomía tradicional. Esas esmeradas preparaciones serán las protagonistas sobre la mesa, a ser posible redonda para evocar perfección y eternidad. Pero tampoco faltará la decoración de naranjas y mandarinas, que simbolizan riqueza y prosperidad.

Naranjas y mandarinas no faltan en los hogares chinos para atraer la fortuna (iStock)

Naranjas y mandarinas no faltan en los hogares chinos para atraer la fortuna (iStock)

5. Simbología milenaria para atraer la fortuna
En la víspera del Año Nuevo también es tradición en los hogares chinos barrer y limpiar las casas con escobas viejas que luego tiran a la basura. Y ya en los primeros segundos del Año Nuevo, los chinos abren de par en par las puertas y ventanas de sus casas para que salga el año anterior y se lleve consigo todo lo malo. Dejan vía libre para la entrada del nuevo año y su esperada fortuna para todos. Es el momento de salir a la calle y recibir la llegada del Año Nuevo del Gallo con ensordecedoras tracas de petardos y de fuegos artificiales que, según una tradición milenaria en la que se quemaban trozos de bambú, ahuyentan a los espíritus malvados y entregan un año renovado y preparado para recibir a la fortuna.

Los fuegos artificiales cumplen una función tanto estética como simbólica en las celebraciones del Año Nuevo Chino (iStock)

Los fuegos artificiales cumplen una función tanto estética como simbólica en las celebraciones del Año Nuevo Chino (iStock)

0 Comentarios

Dejar un comentario

* ¿Quieres compartir con nosotros tus gustos, experiencias, inquietudes o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

LAS MEJORES OFERTAS EN TU EMAIL

Regístrate gratis