5 razones para llevar gafas de sol en verano

5 razones para llevar gafas de sol en verano
Las gafas de sol son el accesorio perfecto para completar tu look... y proteger sus ojos (iStock)

Algunos las consideran un complemento de moda obligado con los primeros rayos de sol de la temporada, quizá para otros sean únicamente un accesorio de protección e, incluso, habrá quienes piensen que las gafas de sol son un recurso de petulancia o esnobismo. Por supuesto, todas las opiniones son respetables, pero en las siguientes líneas te vamos a dar 5 poderosas razones para que no salgas de casa sin tus gafas de sol este verano, incluidos los más escépticos.

 

1. Protege la salud de tus ojos
Si proteges tu piel frente al efecto nocivo de las radiaciones ultravioletas con cremas de protección solar y evitas exponerte en las horas de mayor peligro en el centro del día, ¿por qué dejas a tus ojos solos e indefensos frente al implacable sol del verano? Las radiaciones UV son altamente nocivas para nuestra salud ocular y pueden provocar lesiones puntuales y/o crónicas en los ojos. El remedio está a nuestro alcance: en las horas de mayor luminosidad, no te separes de unas gafas de sol homologadas. Deben llevar el distintivo “CE” impreso (no en una simple pegatina de copia), así como un folleto explicativo de la categoría del filtro solar (niveles del 1 al 5 en función de la luminosidad que dejen pasar).

Una exposición prolongada al sol no sólo daña tu piel, sino también a tus ojos (iStock)

Una exposición prolongada al sol no sólo daña tu piel, sino también a tus ojos (iStock)

 

2. Da ejemplo a los niños
Si en el punto anterior os hablábamos de la importancia de usar gafas de sol homologadas en las horas centrales del día para evitar daños oculares, al hablar de los niños deberíamos escribir ese mismo consejo en letras mayúsculas. Esto se debe a que sus tejidos oculares aún no han adquirido la madurez completa y son más propensos a acumular radiaciones ultravioletas. Además, es importante crear un hábito saludable desde edades tempranas. Otros grupos de alto riesgo frente a los efectos nocivos del sol para la visión son las personas mayores, aquellos que poseen piel y ojos claros o, por ejemplo, las personas que siguen tratamientos farmacológicos fotosensibilizantes.

La vista de los más pequeños es especialmente susceptible al daño provocado por el sol (iStock)

La vista de los más pequeños es especialmente susceptible al daño provocado por el sol (iStock)

 

3. Seguridad y comodidad al volante
Otro “hábitat” obligado para el uso de gafas de sol es, sin duda, el puesto de control de un coche o moto. La conducción requiere de toda nuestra atención visual en la carretera. Si a eso añadimos la necesidad de fijar nuestra vista en señales precisas o en avisos que aparecen a nuestro paso, el empleo de gafas de sol se convierte en algo obligado. Además, y de manera especial al volante de un vehículo, debemos graduar los cristales de las gafas en función de nuestras necesidades visuales. Y para poner la guinda al pastel, os aconsejamos la elección de lentes polarizadas. Este tratamiento de los cristales minimiza los reflejos y los deslumbramientos sin rebajar la claridad, la agudeza y el confort visuales.

El uso de gafas de sol polarizadas aumenta la seguridad en la carretera (iStock)

El uso de gafas de sol polarizadas aumenta la seguridad en la carretera (iStock)

 

4. Da un toque “cool” a tus “selfies”
Después de hablaros de las principales razones de cuidado y prevención de la salud ocular, pasamos al capítulo de la moda y las tendencias. Sin duda, las gafas de vista y sus homólogas de sol representan un accesorio insustituible para tu imagen personal. Redondas, espejadas, retro, vintage, fluoradas, tipo aviador… De esa elección dependerá la imagen que lucirás en los “selfies” en los que aparezcas este verano. ¡Siéntete una “celebrity” por unos instantes!

Las gafas de sol protagonizan los selfies del verano (iStock)

Las gafas de sol protagonizan los selfies del verano (iStock)

 

5. Serán tu mejor aliado en la mañana siguiente a una fiesta
En nuestro último argumento para llevar gafas de sol este verano, apelamos al misterio y refugio que nos aporta este accesorio. Tras unos cristales oscurecidos, espejados o ligeramente ahumados, reposa la expresión de nuestros ojos. Y ya sabemos que entre lo que cuentan nuestros ojos no hay lugar para mentiras ni postureo… ¡Y eso pasa en toda clase de situaciones! Así que si quieres mitigar los estragos de una larga noche de fiesta, no te separes de tus gafas de sol desde que pongas un pie en tierra por la mañana… o no tan de mañana.

Con tus gafas de sol no quedará ni rastro de una noche de fiesta (iStock)

Con tus gafas de sol no quedará ni rastro de una noche de fiesta (iStock)

0 Comentarios

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies