Con estas ideas conseguirás que tu electrodoméstico luzca como nuevo (iStock).

5 trucos para limpiar tu horno

Si disfrutas cocinando seguro que el horno es uno de tus electrodomésticos favoritos. El único ‘pero’ es que en ocasiones limpiarlo se convierte en una misión un tanto complicada. En este post queremos compartir contigo cinco trucos para limpiar tu horno. ¡Garantizado que lucirá como nuevo!

1. Limpieza tras cada uso

Puede parecerte una obviedad pero algo tan sencillo como limpiar el aparato después de utilizarlo te garantizará que la suciedad no se va a acumular. Esto es lo que provoca que termine incrustándose la grasa y los restos y residuos de comida y sea más trabajoso dejarlo listo para cocinar de nuevo. Un estropajo y detergente o lavavajillas es suficiente para darle una vuelta cuando lo apagues y se enfríe.

limpiar tu horno
Es recomendable limpiar el horno tras cada uso para que no acumule suciedad (iStock).

 

2. Retirar las bandejas y rejillas para limpiar tu horno

Para poder llevar a cabo esta tarea con mayor rapidez y eficacia es recomendable sacar las bandejas y las partes extraíbles. Estas las puedes enjabonar por separado en el fregadero y con un barreño y agua tibia le das con una bayeta y agua jabonoso, con un líquido quitagrasas a ser posible. Después pasa un paño que empape para quitarle los restos de jabón y productos que hayas utilizado.

Retira las bandejas y rejillas y será más fácil (iStock).
Retira las bandejas y rejillas y será más fácil (iStock).

 

3. Guantes y mascarillas para protección personal

En ocasiones no somos conscientes de lo nocivos que son para las personas los artículos que se utilizan para la higiene de la cocina y el baño, de la casa en general. Lo mejor es que te compres unos guantes resistentes para proteger la piel y mascarillas para no inhalar la toxicidad que desprenden algunos botes.

limpiar tu horno
Si utilizas productos químicos es bueno usar guantes y mascarillas de protección (iStock).

 

4. Remedios caseros con productos naturales

Los productos que se utilizan para quitar grasa y suciedad de los electrodomésticos suelen ser bastante tóxicos y fuertes. Hay alternativas menos dañinas para ti. Una de las más conocidas es la que pasa por preparar una loción con bicarbonato de sodio y agua. Vas creando una pasta a la que añades sal y con ese ungüento puedes empezar a darle bien por dentro y por fuera, por los interiores y por los cristales de la puerta. Deja que actúe una hora más o menos y después enjuaga bien con una bayeta. El toque final es con vinagre. Pásale un paño empapado en este líquido y verás cómo la suciedad desaparece.

Otra fórmula artesanal es generando una mezcla de agua y sal. Dale con fuerza a las paredes del horno y por todos los compartimentos. Deja actuar unos 15 minutos y después aclara con una esponja mojada.

Bicarbonato y agua para conseguir una mezcla de fuerza limpiadora (iStock).
Bicarbonato y agua para conseguir una mezcla de fuerza limpiadora (iStock).

 

5. Limón para los malos olores

En cualquiera de los casos anteriores puedes poner el punto y final a tu proceso de limpieza del horno con algo tan básico y sencillo como un limón, ¿quién no tiene estos cítricos en la cocina? Toma nota de este truco: corta dos o tres limones por la mitad y exprime bien el jugo. Viértelo en un recipiente para hornear y déjalo en el interior del aparato durante media hora aproximadamente, a una temperatura de 250º. Transcurrido ese tiempo puedes sacarlo y listo. ¡El aparato está como nuevo!

limpiar tu horno
El limón es muy efectivo para combatir los malos olores (iStock).

 

Esperamos que estos cinco trucos para limpiar tu horno te sean de utilidad. Lo fundamental es evitar que se acumule el trabajo, así que después de cada uso dedica unos minutos a darle con un paño húmedo al menos. Ya después, cada cierto tiempo –según el uso que le des a este electrodoméstico–, apuesta por una limpieza en profundidad para eliminar los restos y la suciedad más rebelde.

Si necesitas consejos para, en este caso, saber cómo limpiar la cocina en profundidad, te damos algunos trucos también.