5 razones por las que ir a Huesca en primavera

Ir a Huesca en primavera te permitirá disfrutar de entornos tan bonitos como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (iStock)

De todos los motivos para ir a Huesca en primavera seguro que el primero es el que más necesitas en este momento...

El éxito de un viaje o de una escapada no depende exclusivamente del destino elegido. Por supuesto el lugar es un factor decisivo, igual que lo es la compañía, pero hay otro aspecto importante para que podamos  sacar el máximo partido a ese destino: el momento en el que vayamos a conocerlo o redescubrirlo. Ir a Huesca en primavera supone un placer doble porque a la belleza repartida por su provincia hay que sumar el toque de magia que aporta la primavera.

Y ya que hablamos de sumar, accede a la app o la web de Travel Club (travelclub.es), ve al menú Conseguir puntos y pincha en la opción Booking.com, vuelos, coches… De esa forma podrás sumar puntos con tus reservas de hotel en Booking desde Travel Club y utilizarlos después para obtener estupendos regalos o para ahorrar en futuros viajes desde el menú Disfrutar mis puntos de la aplicación o de travelclub.es. El único requisito es estar registrado como Socio Travel Club (puedes darte de alta gratis aquí si aún no lo eres).

Así estas 5 razones para ir a Huesca en primavera se convertirán en realidad en 6… ¡Sumar  Puntos Travel Club (o utilizarlos para ahorrar dinero en tus reservas de hotel) sería la sexta!

1. Respirar el aire más puro

Todos necesitamos un respiro. En el sentido de parar y desconectar y, más que nunca, en el sentido literal de la palabra. Respirar el aire de los Pirineos y admirar la extraordinaria belleza de sus paisajes naturales es, sin duda, una de las grandes razones para ir a Huesca en primavera. Es más, puede que sea el gran motivo para que te animes a preparar tu -ojalá que próxima- escapada a Huesca.

ordesa y monte perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, un inmejorable escenario para encontrarse con la naturaleza (iStock)

 

2. Es la mejor época para hacer una ruta de senderismo

Las (muy) bajas temperaturas del invierno han quedado atrás y aún falta tiempo para que lleguen las temperaturas más altas -que en el Pirineo oscense no lo son tanto. La primavera se presenta como la mejor época para realizar alguna de las muchas rutas de senderismo que te esperan en la provincia de Huesca. Como siempre, elige una ruta de senderismo con un nivel de dificultad y una longitud acordes con tu estado físico y con el de tus acompañantes. La ruta de las Pasarelas del Montfalcó y Congost de Mont-Rebei, entre las provincias de Huesca y Lérida, es tan espectacular como complicada. Menos dificultad presentan la también atractiva Senda de los Cazadores, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y la menos conocida balsa de Lumiacha, cercana al balneario de Panticosa. La lista, en cualquier caso, es especialmente amplia.

pasarelas montfalco

La ruta de las Pasarelas de Montfalcó no es recomendable si tienes vértigo (iStock)

 

3. Divertirte en familia con los trenes de alta montaña

Los trenes de alta montaña suponen una ayuda inestimable para admirar los paisajes pirenaicos de una forma más descansada y, por supuesto, para las personas mayores o con movilidad reducida y para las familias con niños. El Sarrio de Panticosa es un tren de alta montaña que circula por el valle de La Ripera y al que podréis subiros hacia el final de la primavera: a partir del 5 de junio.

trenes de alta montaña

El tren de alta montaña El Sarrio de Panticosa abre a primeros de junio (trendepanticosa.com)

 

4. Conocer algunos de los pueblos más bonitos de España

Y decimos algunos, en plural, y no alguno porque son varios los pueblos de Huesca que figuran entre los pueblos más bonitos de España. De hecho hay hasta cuatro localidades de Huesca que pertenecen a la asociación que lleva precisamente ese nombre: Los Pueblos más Bonitos de España. Se trata de la preciosa villa medieval de Aínsa, la igualmente bella villa de Alquézar, la mágica localidad pirenaica de Ansó y el pueblo más pequeño de España con un templo catedralicio: Roda de Isábena. Si a esa lista unimos localidades como Lanuza y Sallent de Gállego, Benasque, Jaca o Torla, entre otras, tenemos unos cuantos motivos en uno para viajar a Huesca en primavera.

pueblos mas bonitos de España

Aínsa es uno de los pueblos más bonitos de España (iStock)

 

5. Descubrir el encanto de Huesca capital

La catedral de Santa María, el Museo Diocesano, la muralla, el convento de San Miguel, la plaza de Luis López Allué, la iglesia y caustro de San Pedro el Viejo, el parque Miguel Servet, el Casino (Círculo Oscense)… ¡Apúntate todos estos lugares (y unos cuantos más) que ver en la ciudad de Huesca!

que ver en huesca

Huesca es una ciudad con mucho que ver (iStock)

0 Comentarios

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!