5 trucos para limpiar la chimenea de tu casa

La chimenea de casa debería limpiarse una vez por semana (iStock).

¿Quién no ha soñado con tener una chimenea en casa? El calor de la lumbre en invierno es una de las imágenes más placenteras que existen, no cabe duda. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y quien tiene una chimenea en su vivienda lo sabe. Después de utilizarla es importante limpiarla bien para que su uso no suponga problemas de salubridad de ningún tipo.

En este post queremos daros varios consejos útiles para que a la hora de limpiar la chimenea de tu casa eso no se convierta en una tortura. Cinco trucos fáciles que si los llevas a cabo te facilitarán esta –a veces– ardua tarea. 

1. Limpiar la chimenea una vez por semana

La periodicidad es clave para que no se acumule la suciedad. El polvo, restos de los rescoldos y brasas, carbón, trozos de leña que pudieran haber quedado… Lo mejor es proponerte que una vez semanalmente te ocupes de darle una vuelta buena para que quede limpia, sino reluciente. Si no se acumula la basura es más sencillo que el mantenimiento sea llevadero.

Es importante limpiar periódicamente la chimenea para que no se acumule la suciedad (iStock).

Es importante limpiar periódicamente la chimenea para que no se acumule la suciedad (iStock).

2. Hazte con un kit de limpieza para la chimenea

Sí, exactamente, un kit que contenga todos los productos y útiles necesarios para ponerte manos a la obra. Si lo guardas en el mismo sitio eso te facilitará la tarea. ¿Qué vas a usar a la hora de limpiar tu chimenea? Guantes, impescindible, para no dañarte las manos ni ensuciarte demasiado; una tela gruesa para poner alrededor de la chimenea, a sus pies, para no llenar de restos el salón o la sala de estar donde se encuentre; productos específicos para limpieza; escobilla y recogedor. Mete esto en una caja y tenla a buen recaudo, siempre localizable.

3. Recoge restos de leña y retira las cenizas

Suelen quedar trozos de madera y palos que no llegaron a quemarse. Recógelos con las manos o bien con una escobilla, si son pequeños. Retira igualmente las cenizas y utiliza si lo crees conveniente un aspirador pequeño. En ocasiones los que hay para los coches pueden serte de utilidad para limpiar tu chimenea. También deberías raspar las paredes y el techo para que no se acumule el hollín.

No mantener adecuadamente tu chimenea puede generar problemas de combustión (iStock).

No mantener adecuadamente tu chimenea puede generar problemas de combustión (iStock).

4. Productos específicos para chimeneas

Como te anotábamos en el punto 2, hay artículos de limpieza destinados única y exclusivamente al acondicionamiento de la chimenea. Existen remedios caseros y se recomienda usar vinagre diluido en agua para darle a las zonas donde más se hayan acumulado restos del fuego. Después debes enjuagar y aclarar bien para que quede perfecta de nuevo.

5. Llama a un deshollinador cada tres años

Estos profesionales se ocupan de limpiar los conductos que van desde la chimenea al exterior. Es imprescindible que cada cierto tiempo se recurra a un deshollinador para que se ocupe de dejar completamente limpios estos canales. Una mala combustión en una chimenea que no está en las condiciones adecuadas puede acabar en tragedia… 

Los tubos que van al exterior deben limpiarse cada cierto tiempo (iStock).

Los tubos que van al exterior deben limpiarse cada cierto tiempo (iStock).

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad a la hora de limpiar la chimenea de tu casa. Son trucos sencillos de llevar a cabo que además harán que notes las diferencia. 

3 Comentarios
  • Alberto E B

    Responder

    robechamos el calor calorífico que les queda generando menos residuos.
    Y para deshollinar su hogar y chimenea, una vez alcanza despacito su temperatura óptima, meterle maderas porosas en pequeños trozos y oxigenar el fuego al máximo (abrir a tope la entrada de aire y la salida de humos). Alcanzará mucha temperatura con llamas altas que queman la mayoría del hollín acumulado. Mejor una vez al año.

  • Alberto E B

    Responder

    Hola.
    Tengo chimenea Cassett (con puerta de cristal):.
    Limpiarla siempre en frío.
    Todas las semanas es una exageración para su hogar, pero no para la puerta por las incrustaciones de hollín, hacerlo con agua.
    Los rescoldos, carbones, cenizas y restos basta con barrerlos con una escobita de mano para la casa para ponerlos sobre una hoja de periódico y el conjunto se quema con el próximo fuego y ap

  • Chimeneas larefogo

    Responder

    Me parece muy bien explicado no obstante el tiempo asignado para la limpieza varia del modelo de chimenea. Recordarse de preguntar al vendedor seria lo mas acertado. Os lo digo como profesional

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies