Como limpiar tus gafas sin dañarlas

Como limpiar tus gafas sin dañarlas
Trucos para limpiar las gafas. (iStock)

¡No veo nada! ¡tengo las gafas sucias! Cojo mi clínex, una pasada y como nuevas. ¡Te equivocas! ¿sabías que este gesto aparentemente simple e inofensivo puede resultar perjudicial para tus lentes? Te contamos cómo limpiar tus gafas sin dañarlas, ¡con lo que cuestan!

Bueno y no solo por el coste sino por lo útiles que son que nos permiten ir andando por la calle sin chocarnos con farola, coger autobuses equivocados o poder leer mientras estamos estudiando o descansando en casa. No cuesta nada tener las gafas limpias pero sí una mala praxis en esta acción tan habitual puede llevar a que rallemos sin quererlas.

Aprende a cómo limpiar tus gafas sin, poco a poco, dañar el cristal, rallarlo, abrir demasiado las varillas o dañar incluso su diseño. Esto es como todo, un buen uso hará que tus gafas se conserven durante más tiempo como nuevas. Y no es tan complicado…

1. Tus manos limpias

Parece una obviedad pero es preciso remarcarlo, lávate las manos o asegúrate que están limpias antes de limpiarlas de lo contrario podrías entrar en un bucle de suciedad al limpiar. Una un paño limpio o papel para secarte y evitar seguir teniendo pelusas.

Saber que NO hacer al limpiar tus gafas es fundamental. (iStock)

2. Gafas bajo el grifo

Un truco para saber cómo limpiar las gafas es colocar estas bajo del grifo y dejar caer un pequeño chorro de agua tibia sobre ellas. El agua quitará el polvo y cualquier suciedad además te ayudará a evitar rallarlas utilizando cualquier otro elemento. Eso sí, nunca las limpias con agua demasiado caliente podrías dañarlas seriamente.

3. El poder del lavavajillas

Otro truco es aplicar una gota de lavavajillas en cada cristal, pero no muy grande ni abundante. También puedes ponerte la gota en tu dedo y luego limpiar la gafa. Sécala con un trozo de servilleta no muy gruesa.

4. Frotando los cristales

Entre los trucos para limpiar unas gafas el más recurrente es aquel donde frotamos ambos lados de los cristales y el armazón durante unos segundos con un trapo limpio, también la parte de sujeción de la nariz o los extremos de las varillas. Frota en movimientos circulares y nunca lo hagas con tu ropa.

Sécalas con movimientos circulares. (iStock)

5. El secado, muy importante

Esta parte es esencial para evitar ralladuras en los cristales. No uses toallitas, ni el paño de la cocina o papeles duros como pañuelos de papel de varias capas. Puedes usar un algodón o un paño limpio que SOLO uses para esto. Recuerda que la suciedad o impurezas atrapadas en las fibras de un paño pueden rayar los cristales. Tampoco uses aceites o lociones.

 

Podrás encontrar tus gafas perfectas con promociones exclusivas en tiendas online de Travel Club. Aprovecha la ocasión, suma puntos para tu Tarjeta Travel Club y ve de la mano de las últimas tendencias.

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies