El mercadillo de la plaza del Ayuntamiento de Viena, uno de los más espectaculares de Europa (iStock)

Los mercadillos de Navidad más bonitos de Europa

¿Qué se te viene a la cabeza cuando piensas en la Navidad? Familia, amigos, comida, bebida, fiesta, regalos, luces… Una mezcla de situaciones, emociones y experiencias que cada año ansiamos vivir. Aunque, a veces, pasados unos días, ya estemos deseando que terminen. Y la Navidad también son gente en las calles, sonrisas, disfraces, vacaciones y compras. Si quieres unir estas dos últimas, te proponemos un paseo por los mercadillos de Navidad más bonitos de Europa.

Antes de empezar con el listado, debes saber que hay una manera muy fácil (y, sobre todo, barata) de visitar cualquiera de las ciudades en las que están estos mercadillos. Reserva tu viaje ya con Booking desde la app o la web de Travel Club (travelclub.es)… ¡y suma 9 puntos por cada 3 euros de gasto en tu reserva!

1. Viena

No diremos que es la que encabeza la tabla para que nadie se enfade, pero, sin duda, la capital austriaca es una de las ciudades con mercadillos navideños más espectaculares. No es solo uno, sino muchos los que puedes encontrarte. Nosotros te recomendamos el de la Rathausplatz (la plaza del Ayuntamiento). 140 puestos con productos locales y artesanía. Es una maravilla.

La plaza del Ayuntamiento de Viena se viste de gala cada Navidad (iStock)
La plaza del Ayuntamiento de Viena se viste de gala cada Navidad (iStock)

2. Praga

En la capital checa también están varios de los mercadillos de Navidad más bonitos de Europa. El que te queremos regalar es el de plaza de la Ciudad Vieja, el mercadillo más grande de la República Checa, en el que hay conciertos y espectáculos varios. La capital del país es una de esas ciudades que hay que visitar al menos una vez en la vida, ¿por qué no para despedir 2021?

3. Bruselas

A lo largo de 2 kilómetros entre la Grand Place y la Place Sainte-Catherine se extiende el mercado de Navidad de Bruselas, con más de 200 puestos en los que, además de comprar, podrás darte un homenaje: dulces, vino caliente, salchichas, cervezas…

De la Grand Place de Bruselas parte este espectacular mercadillo de Navidad (iStock)
De la Grand Place de Bruselas parte este espectacular mercadillo de Navidad (iStock)

4. Estocolmo

Desde 1914, cada Navidad la plaza Stortorget de Estocolmo se convierte en un precioso mercadillo donde destacan un buen número de juguetes hechos a mano y alimentos típicos de Suecia.

Los juguetes hechos a mano son algunos de los elementos más particulares del mercadillo de la plaza Stortorget de Estocolmo (iStock)
Los juguetes hechos a mano son algunos de los elementos más particulares del mercadillo de la plaza Stortorget de Estocolmo (iStock)

5. Estrasburgo

Seguimos con los mercadillos de Navidad más bonitos de Europa, y no podía faltar alguno de los mercadillos de Alsacia, región en la que son realmente tradicionales. El de Estrasburgo se celebra desde 1570. Está abierto hasta el 25 de diciembre, así que habrá que viajar antes.

6. Núremberg

180 puestos de madera, que ya son atractivos por sí mismos, componen este mercadillo de Navidad de Núremberg, que es uno de los más visitados de Alemania. Puedes encontrar casi cualquier cosa, ¿te apetece buscar?

El de Núremberg es uno de los mercadillos de Navidad más visitados de Alemania (iStock)
El de Núremberg es uno de los mercadillos de Navidad más visitados de Alemania (iStock)

7. Budapest

Unos 350.000 turistas visitan cada año los mercadillos navideños de Budapest. Poco más hay que decir para demostrar que son de los mercadillos de Navidad más bonitos de Europa. El de la plaza de San Esteban está abierto hasta el 1 de enero.

El mercadillo está frente a la basílica de San Esteban (iStock)
El mercadillo está frente a la basílica de San Esteban (iStock)

8. Copenhague

En la capital danesa puedes encontrar varios y espectaculares mercados de Navidad. Uno de los más interesantes, porque parece extraído de las páginas de un cuento, es el del viejo parque de atracciones de los Jardines de Tivoli. Es alucinante en cualquier fecha, pero en Navidad, con las luces, alcanza una belleza suprema.