Trucos para cocinar sin aceite y que la comida te salga exquisita (iStock)

Trucos para cocinar sin aceite y que la comida te salga exquisita

El aceite es uno de esos ingredientes que, especialmente en la cocina mediterránea, siempre utilizamos. Para freír, para salsas, como aliño de ensaladas, en el desayuno… Hay múltiples formas de preparar la comida con un buen aceite, pero también existen opciones para reducir su consumo si queremos quitarnos esas calorías extras o evitar las frituras.

Está claro que el aceite de oliva, por ejemplo, tiene muchísimas propiedades positivas para nuestro organismo. Pero la mayoría de alimentos absorbe una cantidad demasiado elevada al freírlos y puede llegar a tener consecuencias perjudiciales a largo plazo. Por eso hoy queremos darte algunos consejos para probar la cocina sin aceite.

Ideas para cocinar sin aceite

Como todo en esta vida, el exceso de aceite es malo, y más aún si se consume a través de alimentos fritos y otras formas de cocinar. Aquí tienes una lista de ideas para empezar a cambiar tu menú por uno más saludable.

Zumo de limón

Seguro que no te resulta extraño pensar en un pescado cocinado con un aderezo de limón. Pues también es un perfecto aliado para evita que se nos peguen los alimentos en la sartén, además de proporcionar un sabor potente y muy característico.

Junto a sartenes de calidad y la potencia de fuego correcta, este pequeño fruto puede ayudarnos a reducir las calorías de nuestra comida y no perder ni una pizca de sabor, aportando su toque intenso.

Di adiós al aceite y utiliza limón para cocinar (iStock)
Di adiós al aceite y utiliza limón para cocinar (iStock)

Caldo con especias

Al igual que el zumo de limón, podemos utilizar el agua como antiadherente. Si, además, la mezclamos con una pastilla de caldo (de pollo, de verduras, de ternera…) o con caldo ya preparado anteriormente, tendremos una perfecta base para nuestra cocina.

Agrégale hierbas aromáticas y especias para conseguir un resultado exquisito, y conseguirás una carne sabrosa y sana. Prueba con el tomillo, el romero o la menta; o haz tus propias combinaciones y elige la que más te guste.

Cocina al horno

La velocidad al freír un alimento es una de sus virtudes en una cocina en la que cada vez es más complicado pararse un rato para preparar una buena receta. Pero encender el horno de vez en cuanto nos ayudará a sacar platos más sanos y jugosos para comer.

Muchos de los alimentos que encontramos preparados para freír también pueden hacerse al horno, o carnes asadas con un poco de vino o el propio caldo que comentábamos anteriormente.

El horno es un buen aliado para prescindir del aceite (iStock)
El horno es un buen aliado para prescindir del aceite (iStock)

Cocina al vapor

La cocina oriental es experta en estos temas, pero es que las verduras cocinadas al vapor son simplemente perfectas. Por un lado tendrás un plato riquísimo sin nada de aceite, y por otro quedarán verduras crujientes sin perder su textura ni los nutrientes.

Prueba diferentes recetas y no tengas miedo a utilizar especias exóticas como el curry para darle el máximo sabor. Hazte con una vaporera de las que puedes encontrar en el mercado para sacarle todo el provecho a los alimentos que consumes.

Utensilios adecuados

Además de la vaporera que acabamos de mencionar, ten algunos aparatos a manos que serán muy útiles en la cocina sin aceite. Lo primer es un juego de sartenes antiadherentes, de teflón o cerámica. También puedes buscar un wok para las verduras.

Suponemos que horno sí que tienes, así que busca recipientes de silicona y otros complementos para todas tus comidas. Por último, te recomendamos que pruebes un airfryer, esas novedosas freidoras sin aceite que, a pesar de su precio, son una buena inversión.

He aquí algunos unos pocos trucos para empezar a cocinar sin aceite. Ya sabes que el problema principal está en la forma de cocina, no es su consumo crudo, así que ve desterrando esas frituras y comienza a reducir su uso en todas las comidas.