Qué ver en Marrakech en un fin de semana

Qué ver en Marrakech en un fin de semana
Plaza deYemma el Fna en Marrakech (iStock)

Lo más curioso de la visita a Marruecos es seguramente, darse cuenta de lo mucho que nos une culturalmente. Aunque se trata de una cultura aparentemente muy diferente, perviven en nosotros aspectos esenciales comunes que a mi particularmente me sorprendieron más que nuestras diferencias.

VIERNES

Planteamos esta visita de Marrakech de fin de semana partiendo de la base de que uno trabaja los viernes pero sale cuanto antes para coger el vuelo. Recordad que, aunque hay acuerdos especiales entre países y no hace falta ningún tipo de visado, sí es necesario viajar con pasaporte. Una vez en el Aeropuerto de Marrakech-Menara puedes dirigirte hacia la ciudad en Taxi o autobús.

Yamaa el Fna por la noche (iStock)

Yamaa el Fna por la noche (iStock)

Si quieres vivir una experiencia 100% marroquí es recomendable alojarse en un Riad en la Medina, más exóticos y mucho más económicos que los hotelazos que puedes encontrar a las afueras. Un Riad recomendable es Equity Point Marrakech, una cadena con dueños españoles que ha captado perfectamente el aire marroquí. Eso sí, imprímete un mapa para cuando vayas a buscarlo por las intrincadas callejuelas de la Media o si no, cualquier grupo de chavales “se sentirá con la responsabilidad” de guiarte hasta allí a cambio de una sustanciosa propina.

Por la noche, lo mejor es hacer un reconocimiento del terreno (siempre con un mapa) y acercarse a disfrutar de la vida nocturna de la Plaza de Yamaa el Fna, la Plaza Central de Marrakech y el alma de la ciudad.

SÁBADO

Lo mejor que puedes hacer es madrugar un poquito para desayunar las típicas tortitas y panes de pita con miel acompañadas de té de menta con mucho azúcar. Puedes pasear hacia la mezquita de la Kotubía a primera hora de la mañana. En la mezquita, presta atención a su torre Almohade, torre gemela de la Giralda de Sevilla. Después, son muy recomendables las visitas a La mezquita y Madrasa de Ben Yusef, uno de los edificios más bellos de la ciudad que datan del siglo XIV.

Kotubía, Marrakech (iStock)

Kotubía, Marrakech (iStock)

Puedes comer en los puestos y restaurantes de los alrededores de Yamaa el Fna. Si te relacionas con marroquíes puedes preguntar por el mejor local para tomar una auténtita sopa harira. Seguro que consigues una comida 100% marroquí muy sabrosa y económica. Al sur de la plaza, presta atención a la puerta Bab Agnau, del siglo XI., uno de los rincones mejor consevados de las murallas. En esa zona se encuentra también la Mezquita El-Mansur, del siglo XVI, de la que llama especialmente la atención su minarete de arquitectura árabe clásica. Continúa con el paseo hacia las Tumbas Saadíes y el Palacio Bahía, construido en el siglo XIX con una delicada ornamentación entre bellos jardines.

DOMINGO

La mañana del domingo merece la pena pasarla paseando por los puestos de la Medina. Aprovecha para comprar recuerditos y productos típicos poniendo en práctica la técnica clásica del regateo. Puedes dejarte admirar por el trabajo minucioso y detallista de los artesanos aunque ten en cuenta que por tú aspecto de turista puede que te pidan dinero al final del espectáculo folclórico.

La Medina, Marrakech (iStock)

Antes de volver al Riad, puedes acercarte a los Jardines de la Menara, una extensión impresionante plagada de olivos. Un gran estanque protagoniza esta idílica postal junto al pabellón Saadi conformando una de las imágenes más típicas de la ciudad. Despídete del mítico couscous y del tajine de pollo con verduras en tu última comida antes de volver al aeropuerto y y decir adiós (y hasta pronto) a este mágico país.

Recuerda que si vas con más días a Marruecos, merece la pena hacer una escapadita al desierto de Marzouga desde Marrakech. Puedes contratar  la excursión en una de las múltiples agencias de la ciudad que ofrecen servicios como pernoctar en una tienda en el desierto o dar paseos en camello.

Merece la pena una escapada al desierto de Marzouga (iStock)

Necesitarás un descanso perfecto para disfrutar del destino. Conseguir puntos con tus reservas de hotel ¡es muy fácil! Visita el área ‘Viaja y Suma puntos’ de travelclub.es y entra al apartado de Alojamientos gestionado por Booking (o accede directamente escribiendo en tu navegador: travelclub.es/booking). Elige hotel, introduce tu nº de Socio Travel Club en el proceso de reserva y ya está. ¡Aprovecha para sumar puntos con tus vacaciones!

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies