5 rutas preciosas por la Costa de la Luz

5 rutas preciosas por la Costa de la Luz
Las playas de Cádiz y Huelva son de una belleza espectacular (iStock).

Del norte de Huelva al punto más meridional de la península, en Cádiz, te puedes encontrar playas de arena blanca y fina bañadas por el océano Atlántico y pueblos encalados, de calles estrechas y plazas en las que bulle la vida de los vecinos. Es una zona enmarcada en parajes naturales de gran belleza, con un importante patrimonio histórico y restos arqueológicos de gran importancia, además de sus calas prácticamente vírgenes en las que perderse estas vacaciones.

En verano estas localidades cobran vida, pues cada vez más personas se deciden a pasar sus vacaciones en la costa onubense y gaditana. Y es que a estos atractivos se suma la gastronomía regional: el atún rojo, gambas y marisco, pescado siempre fresco y vinos para maridar las comidas.

Es complicado enmarcar tantos rincones y lugares en un solo texto, pero en este post te presentamos cinco rutas preciosas por la Costa de la Luz para abrirte el apetito. No nos cabe duda que si pruebas, repetirás, porque la infinidad de sitios para descubrir y visitar en esta parte del litoral andaluz da para muchos veranos, y muchas vacaciones…

1. Tarifa, paraíso del viento

Se encuentra en el punto más meridional de la Península Ibérica y por su privilegiada situación se le llama el paraíso del viento. Es una localidad de playas interminables en las que el levante invita a practicar deportes acuáticos –surf, kite. Esto ha sido clave para que a día de hoy hablemos de uno de los destinos estivales favoritos para muchos españoles.

Playas tan espectaculares como Valdevaqueros y Punta Paloma, calas de fácil acceso para quienes quieran disfrutar de este paraíso con más calma y menos vecinos de toalla, un pueblo de calles estrechas y blancas paredes con un ambiente de lo más relajado, con bares para disfrutar de la gastronomía local que ofrecen muy buena relación calidad-precio…

Al término municipal de Tarifa pertenece además una de las consideradas mejores playas de España, Bolonia. Muy célebre por su enorme duna y los pinares y por acoger un conjunto de restos de una antigua ciudad romana, Baelo Claudia, de gran valor arqueológico.

Tarifa se encuentra en el punto más meridional de la Península Ibérica (iStock).

Tarifa se encuentra en el punto más meridional de la Península Ibérica (iStock).

2. Ruta del Atún de almadraba

La gastronomía es uno de los grandes alicientes de estas visitas. Uno de los productos autóctonos más conocidos de esta franja de la costa de Cádiz es el atún, que se puede degustar prácticamente en todos los bares y restaurantes.

La almadraba es una forma de pesca tradicional que sigue practicándose en lugares como  Barbate y Zahara de los Atunes y hacia estas te proponemos dirigir tus pasos para degustar el más delicioso pescado que puedas imaginar. La ruta del atún parte desde el lugar donde lo dejamos antes, desde Tarifa. Aquí se encuentra la Conservera de Tarifa y en la tienda podrás adquirir conservas de pescado de gran calidad. Atún, melva, caballa y derivados. Aprovecha tu paso por el ‘paraíso del viento’ para degustarlo in situ en establecimientos tan recomendables como El Francés, Lola o Los Mellis.

Seguimos hasta Barbate y Zahara de los Atunes. Suelen celebrar en el mes de mayo su propia ruta del atún, con bares que preparan tapas especiales para ofrecer a los clientes. Dos pueblos marineros con mucho encanto, con playas de gran belleza donde zambullirse y aprovechar la jornada, y sitios tan conocidos como El Campero, Casa Juanito, La Sal, El Albedrío o Restaurante Antonio en Zahara; y La Bocana, La Traiga y la Taberna de Abelardo, en Barbate. Aquí se puede presenciar en vivo y en directo un ‘ronqueo’ –despiede– de un atún, con degustación incluida. Concretamente en Herpac.

La última parada de este itinerario es Conil, de las localidades más bonitas de la Costa de la Luz. Está a pie de océano y tiene un gran valor histórico y ecológico único.Playas como la de los Basteles, la más concurrida, y calas de las que aparecen en fotos de Turismo de Cádiz, las de Roche, entre acantilados. No es difícil llegar a ellas y la recompensa merece con creces la excursión. Conil puede presumir además de tener otra de esas playas que ya son famosas en todo el territorio nacional, la del Palmar. Arena fina y dorada, 8 kilómetros de longitud para largos paseos y puestas de sol mágicas.

El atún es también su plato estrella, con rutas que se celebran en mayo y junio y un mercado de abastos donde puedes encontrarte piezas considerables si quieres cocinarlas en casa. Para dejarse caer, la Venta Melchor, El Roqueo, La Almazara, La Fontanilla y el Timón de Roche, entre otros.

Conil de la Frontera forma parte, junto a Barbate y Vejer, de la Comarca de la Janda Litoral. Ya puestos no te arrepentirás si visitas este último punto, situado a unos 200 metros de altura, con magníficas vistas de la región. Vejer es un municipio que corona una montaña, de pasajes encalados y que es perfecto exponente de los pueblos blancos gaditanos. Aquí no puedes irte sin pasar por el Jardín del Califa o la Castillería. Dos ‘imprescindibles’.

Vejer de la Frotera se alza a unos 200 metros de altitud (iStock).

Vejer de la Frotera se alza a unos 200 metros de altitud (iStock).

3. Bahía de Cádiz

El Parque Natural de la Bahía de Cádiz comprende núcleos urbanos tan interesantes como la propia capital provincial, Rota, Puerto Real, Puerto de Santa María y San Fernando.

Puedes arrancar en Cádiz. Reserva alojamiento en la conocida como ‘tacita de plata’ para después moverte por la bahía en coche y conocer esos otros emplazamientos que te sugerimos. La urbe sorprende al visitante por su belleza. Desde su paseo marítimo, ese que tanto se asemeja –dicen– al malecón cubano, a su célebre playa de la Caleta. La Catedral, que combina estilo neoclásico y elementos barrocos, y la torre de Tavira, con magníficas vistas de la ciudad; su bulliciosa plaza de las Flores, con paso obligado por la Freiduría las Flores –¡esas tortillitas de camarones!–, y el barrio del Populo, de los más antiguos de la capital. Llegas y te aseguramos que te costará partir, ¿eh?

Las otras sugerencias de esta ruta también te van a enamorar. Por un lado el Puerto de Santa María, a unos 28 kilómetros de distancia. Se extiende en la desembocadura del Guadalete y se la conoce por ser las cuna de Rafael Alberti. Sus centro histórico no tiene desperdicio, con el Castillo de San Marcos, el Monasterio de la Victoria y la Iglesia Mayor Prioral, la Lonja, el Hospital de San Juan de Dios y la Fuente de las Galeras. Puedes aprovechar esta escapada para visitar alguna de sus bodegas. Entre las que permiten conocer sus instalaciones está Osborne, con opción de ruta y maridaje de vino con jamón de bellota.

San Fernando está aún más cerca de la capital gaditana, a unos 16 kilómetros. Aquí nació José Monge, Camarón de la Isla, y de San Fernando son también Niña Pastori y Sara Baras, por lo que arte y gracia no le falta a esta localidad. En es punto puede que vuelvas a perderte por su cocina. En bares y cervecerías vas a probar pescados exquisitos, bienmesabe, las famosas cañaíllas, las bocas de la Isla y la tortillitas de camarones. Otra parada que has de hacer es en la playa de Camposoto, que se extiende desde la punta del Boquerón, frente a Chiclana, hasta Cádiz. Es de las más extensas de la provincia y se conserva completamente virgen.

La capital gaditana es conocida como 'la tacita de plata' (iStock).

La capital gaditana es conocida como ‘la tacita de plata’ (iStock).

4. De Sanlúcar de Barrameda al Parque Nacional de Doñana

A Sanlúcar hay que ir. En la temporada estival protagoniza minutos en los informativos por sus carreras de caballo en la playa pero hay mucho más por descubrir en esta ciudad que se asienta en la margen izquierda del estuario del río Guadalquivir. La urbe se divide en el barrio Bajo y el barrio Alto y entre unos y otros puedes contemplar el Palacio de Medina Sidonia, un castillo del siglo XV donde se alojaron los Reyes Católicos Isabel La Católica vio el mar por primera vez desde su torreón– y las Covachas, una galería porticada insertada en la ciudad amurallada.

En Sanlúcar de Barrameda hay muchos lugares más por descubrir y, además de por esas conocidas competiciones a caballo como por la gastronomía, la localidad es célebre por sus delicias culinarias. Langostinos, galeras y cigalas, arroces de mariscos y manzanilla son las señas de identidad de la cocina sanluqueña y Casa Bigote, Joselito Huerta, Casa Balbino y La Cigarrera algunos de sus bares más emblemáticos.

Llega ahora el momento de conocer el Parque Nacional de Doñana. Pese a que se están valorando aún los daños provocados por el incendio ocurrido a finales de junio, este paraje natural es probablemente de los rincones más bellos de España. Laberinto de tierra y agua que dan forma a marismas y lagunas, cotos y pinares, dunas y playas y acantilados espectaculares. Un auténtico paraíso para las aves en el que se considera el humedal más importante de Europa, un espacio que muestra una biodiversidad única, con más de 300 especies de aves y hasta 37 de mamíferos, con linces ibéricos, reptiles y anfibios, entre otros.

Desde Sanlúcar de Barrameda parte el buque Real Fernando y se pueden hacer visitas al parque, siempre organizadas y con un guía que lleva a cabo un itinerario específico.

Se puede visitar el Parque Natural de Doñana con visitas guiadas (iStock).

Se puede visitar el Parque Natural de Doñana con visitas guiadas (iStock).

5. La Costa de la Luz onubense

Damos ahora el salto hasta Huelva para recorrer espectaculares playas y degustar la especialidad ‘de la casa’, la gamba blanca. Partimos de Isla Canela e Isla Cristina, dos de los pueblos de tradición pesquera que merecen la pena visitar. Este último llegó a inspirar a poetas como Alberti, Juan Ramón Jiménez y Cernuda, que cayeron rendidos a la belleza de sus puestas de sol. Playas como Islantilla, el Cantil La Redondela o Punta del Caimán son perfectas para darse un refrescante baño. Y para tapear, las famosas gambas de Huelva, pulpo, choco, cazón con tomate y la típica raya en pimentón.

Todos al coche para hacer la siguiente parada en Almonte, concretamente en Matalascañas. Este se encuentra completamente rodeado por el Parque Natural de Doñana, por lo que el encanto natural y salvaje está garantizado. Tiene una playa urbana de cinco kilómetros con una calidad medioambiental muy reconocida. Antes de llegar hasta aquí se puede hacer una visita al complejo de dunas El Asperillo y a las lagunas del Abalorio y Las Madres, en Mazagón.

La gastronomía onubense es uno de los atractivos que tiene esta zona (iStock).

La gastronomía onubense es uno de los atractivos que tiene esta zona (iStock).

Como puedes comprobar, la costa onubense y gaditana tiene mil y un rincones por descubrir. De hecho, no han podido estar todos los que son, pero son todos los que están… Si estás poniéndote ya manos a la obra para planificar una escapada este verano para conocer las playas de Huelva y Cádiz, aprovecha para reservar tu hotel con Booking y suma puntos para tu Tarjeta Travel Club. Es muy sencillo: accede al área ‘Viaja y suma puntos’ de la web de Travel Club, en la sección de alojamientos gestionados por Booking. Selecciona el que prefieras, introduce tu número de socio al reservar… ¡Y esos puntos son tuyos para futuros regalos y viajes!

 

1 Comentarios

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies