Cómo limpiar la casa para acabar con los virus

Cómo limpiar la casa para acabar con los virus
Los virus encuentran las condiciones óptimas para expandirse con gran facilidad (iStock).

El invierno es un momento propicio para que proliferen y se expandan los virus. Para evitar contagios, para que no llegue un catarro a casa y termine toda la familia en la cama, es importante ventilar la vivienda con frecuencia y mantenerla en condiciones higiénicas y salubres. Puede sonar exagerado, pero es que realmente es complicado imaginarse hasta qué punto en las condiciones más normales que uno pueda plantearse se crea el caldo de cultivo propicio para estos microorganismos. 

A continuación encontrarás una serie de consejos sobre cómo limpiar la casa de los virus. Varios trucos sencillos y fáciles de llevar a la práctica que llegan a evitar situaciones complicadas, visitas al médico y tener que dejar de ir a trabajar o que los niños no puedan ir al cole por enfermedad. Toma nota y… ¡A terminar con todos ellos!

Lo primero que hay que hacer es mantener tu hogar limpio. Para ello es fundamental llevar ciertas rutinas para que no se acumule el polvo, los ácaros y los temibles virus. Existen productos específicos para ello pero también está la opción de recurrir a remedios caseros, lociones que fabricas en casa de manera rápida y sencilla. Por ejemplo: mezcla en una botella con difusor vinagre blanco, agua y agua oxigenada. Agítalo bien y utiliza este combinado para el baño, los inodoros y las encimeras, que suelen ser lugares propicios para que proliferen microorganismos que no son bienvenidos. Otra propuesta es la de usar vinagre y limón. De hecho, existe un vinagre específico para limpieza que es recomendable porque no resulta nocivo ni perjudicial para las personas, para el que lo utilice, como si ocurre con ciertos productos que son excesivamente fuertes y no se recomienda utilizarlos con frecuencia. 

La encimara de la cocina, al igual que los lavabos e inodoros, son focos de infección (iStock).

La encimara de la cocina, al igual que los lavabos e inodoros, son focos de infección (iStock).

Dentro de tu casa hay determinados espacios que necesitarán de mayor tiempo y esfuerzo para que no supongan riesgos para la salud. Si te preguntas cómo limpiar la casa de los virus, apuntale que tanto los baños y aseos como la cocina han de estar impolutos. Siempre que puedas, pasa una bayeta por las zonas que están húmedas para ir desinfectando. 

Otro factor importantísimo a la hora de evitar que tu hogar sea pasto de estos seres microscópicos es cambiar la ropa de cama. Si hay alguien enfermo o que tenga síntomas de catarro o cierta congestión, con más motivo aún para que eches a la lavadora las sábanas y mantas. Lo normal es hacerlo mínimo una vez por semana, ¿eh? Si necesitas aumentar la frecuencia no lo dudes. Como te decimos, dependerá de la situación que tengáis en la familia. Sería recomendable que los laves con agua caliente, de tal forma que los ácaros y las bacterias pasarán a mejor vida. Y como estamos tratando sobre la cama, hay que señalar que otro punto a tener en cuenta es el colchón y las almohadas. Para que la humedad no penetre, especialmente cuando llega el calor y se suda o bien si hay alguien con fiebre entre aquellos con quienes convives, debes recurrir a fundas específicas, a ser posible incluso dobles. Llegado el caso no dudes en darle con un cepillo húmedo y dejar que se seque bien la superficie, y por supuesto que no penetre. Se trata simplemente de humedecerlo. 

La ropa de cambia hay que cambiarla para evitar que proliferen los virus y bacterias (iStock).

La ropa de cambia hay que cambiarla para evitar que proliferen los virus y bacterias (iStock).

Seguimos con otro truco sobre cómo limpiar la casa de virus. En este caso te animamos a poner el foco de atención en las alfombras que pudieras tener. Si cuentas con textil de este tipo, pásale la aspiradora diariamente. Si está en un lugar de paso o es el sitio en el que juegan los peques, si los tuviera, no escatimes esfuerzos. Va a merecer la pena porque las alfombras son un foco de lo más fértil para que crezcan microorganismos y se multipliquen rápidamente. 

Las alfombras son territorio fértil para los microorganismos (iStock).

Las alfombras son territorio fértil para los microorganismos (iStock).

Finalmente, destacar varios utensilios y artículos que se suelen tener en la vivienda y que probablemente no seas consciente de lo que podría afectar a tu salud y a la de los tuyos. Por un lado, los cubos de basura, tanto de la cocina como del baño. No se trata solo de vaciarlos sino también de limpiarlos por dentro y por fuera. Está en segundo lugar la alfombrilla del baño, otro útil que no se utiliza con especial frecuencia pero que te puedes imaginar hasta qué punto es un sitio que genera infinidad de posibles infecciones. Por último, los cepillos de dientes. Sí, como lees… ¿Te has planteado alguna vez lo importante que puede llegar a ser limpiar estos? Se recomienda dejarlos durante al menos media hora en un vaso con agua oxigenada. Hazlo una vez  por semana o cada 15 días y evitarás ciertos riesgos. 

Esperamos que estos consejos sobre cómo limpiar la casa de los virus te sean de utilidad. Como se señalaba al comienzo, estamos en un momento crítico, en invierno, y se deberían tomar precauciones para que no se expandan afecciones y enfermedades que complican mucho la vida.

1 Comentarios
  • Natalia

    Responder

    Sí, así todo el día en casa limpiando, así no sales, pero tendrás la casa perfecta, y de paso no te relacionas con nadie, y por supuesto qué no entre nadie en tu casa, solo traen bacterias.

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies