7 trucos para organizar tu armario de verano a invierno

7 trucos para organizar tu armario de verano a invierno
Cómo hacer el cambio de armario... ¡y no enloquecer en el intento! (iStock)

Ya cambiamos de estación y hay que empezar a sacar de los armarios y los guardarropas prendas de abrigo. Si estás pensando hacer pronto el cambio de armario de verano a invierno para tener más a mano la ropa de entretiempo, estos 7 trucos seguro te serán de gran utilidad. Toma nota y ponte a ello cuanto antes. Recuerda: no dejes para mañana…

1. Sacar todo fuera y hacer una limpieza del vestidor

Deja el armario completamente vacío, saca las prendas estivales y lávalas antes de guardarlas, para que no conserven malos olores durante los próximos meses. A continuación esmérate a la hora de limpiar por dentro los muebles donde guardes tus cosas para dejarlos listos a la hora de meter nuestros ‘imprescindibles’ del Otoño-Invierno. Aprovecha para ir metiendo entre prenda y prenda pastillas de jabón con aroma, bolsitas de flores secas o ambientadores específicos para estos menesteres.

Aprovecha la ocasión para reciclar aquellas prendas que hace años que no utilizas (iStock).

Aprovecha la ocasión para reciclar aquellas prendas que hace años que no utilizas (iStock).

 

2. Revisa el espacio que tienes para almacenaje y ordena mentalmente el sitio

El armario, los zapateros, la cómoda, mesitas de noche, un arcón… Ten en cuenta todas las piezas que tienes para guardar la ropa y podrás optimizar al máximo la capacidad de la que dispones. Este punto es importante porque así podrás decidir, por ejemplo, donde colocar la ropa íntima o en que lugar dejar las camisetas y prendas que menos se arrugan, por ejemplo.

Para guardar la ropa de temporada seguro que tienes más muebles que el armario (iStock).

Para guardar la ropa de temporada seguro que tienes más muebles que el armario (iStock).

 

3. Deja al alcance de tu mano aquello que realmente sabes que te pondrás

Es un momento perfecto para hacer una limpieza de armario y hacer reciclaje de ropa. Probablemente haya vestidos, blusas o pantalones que hace años que no te pones. En serio: échales un buen vistazo y pregúntate ‘¿realmente me lo voy a poner este invierno?’. Es uno de los consejos más útiles de este listado, porque a la hora de la verdad, cuando tengas que decidir el outfit del día, te será más sencillo y lo harás más rápido pues irás a tiro hecho.

Deja en el vestidor únicamente aquellas prendas que sabes que utilizarás (iStock).

Deja en el vestidor únicamente aquellas prendas que sabes que utilizarás (iStock).

 

4. Utiliza organizadores de cajones

Son grandes aliados si tu armario tiene amplios cajones y zonas sin separación alguna. Con estos vas a poder guardar mejor tus prendas, catalogándolas y teniéndolas más a mano a la hora de vestirte. Sirven especialmente para la ropa interior, sujetadores, braguitas, medias, calcetines e incluso para la ropa deportiva. Los puedes encontrar ya en prácticamente cualquier gran superficie.

Los organizadores para cajones y estantes son grandes aliados a la hora de ordenar las cosas (iStock).

Los organizadores para cajones y estantes son grandes aliados a la hora de ordenar las cosas (iStock).

 

5. Una prenda por percha

Nada de poner un vestido encima de otro o de encontrarte con varias camisas en una misma percha. Lo único que vas a provocar es que termines siempre poniéndote lo mismo y nunca sepas realmente qué tienes en el vestidor. Además, esto puede hacer que la ropa termine por arrugarse. Si eres de aquellas personas que no mira a la plancha con muy buenos ojos lo mejor es que intentes evitar esta práctica muy extendida entre el común de los mortales.

Una única prenda por cada percha para saber siempre con qué cuentas para vestirte (iStock).

Una única prenda por cada percha para saber siempre con qué cuentas para vestirte (iStock).

 

6. Doblar en vertical siempre

Ir haciendo pequeñas montañas de camisetas, jersey o pantalones, siempre colocándolas de mayor a menor tamaño, a modo de pirámide. Las partes que queden despejadas del armario aprovecha para colgar las prendas largas, vestidos maxi, monos o pantalones que quieras colgar con pinzas para que no tengas que volver a plancharlos.

A la hora de almacenar las prendas debes doblar siempre en vertical (iStock).

A la hora de almacenar las prendas debes doblar siempre en vertical (iStock).

 

7. Colocar las prendas por estilo o según colores

Otra manera de agilizar ese momento del ‘¿qué me pongo?’ y de evitar el tan temido ‘¡es que no tengo ropa!’. Coloca las prendas de manera que puedas localizarlas rápidamente. Una de las más eficaces es la de situarlas por estilo: lo que te utilizar para ir a la oficina, en los looks casual para pasar un rato con amigos o aquello más especial, para salidas nocturnas y momentos concretos en los que hay que ir más arreglados. Otra opción es organizarlo por colores, según tonalidades cromáticas.

Categoriza lo que tienes por estilo o colores y será más fácil localizar lo que buscas (iStock).

Categoriza lo que tienes por estilo o colores y será más fácil localizar lo que buscas (iStock).

0 Comentarios

Dejar un comentario

*¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia, inquietudes y/o curiosidades sobre este artículo? ¡Adelante, lo estamos deseando! Recuerda no incluir información personal dentro del comentario, es por tu seguridad ;)

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Este sitio web y otros vinculados de Travel Club utilizan cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de tu experiencia como usuario, así como para ofrecerte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Continuar navegando implica tu aceptación de uso. Más información sobre nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies